"El Triunfo, Choluteca, Honduras"

Publicaciones

No hay control epidemiol?gico en frontera con Nicaragua

Posted by Ramon Hernandez on 28 Ee octubre Ee 2010 a las 2:32

Guasaule, Choluteca. La alarma y el temor se han apoderado de los pobladores de la comunidad de “Las Hormigas” con la muerte de un niño a causa de leptospirosis, mientras una invasión de ratas, como resultado de las lluvias, evidencia la falta de un cerco epidemiológico que contribuya a evitar la propagación de la enfermedad.

Esta humilde familia perdió a un pequeño de 11 años a causa de la leptospirosis.


La tristeza se refleja en sus ojos, mientras que su piel curtida por el sol y la tierra denota su humildad. “Yo quisiera que mi niño estuviera aquí, se siente la pérdida y yo lo necesito conmigo, lo crié desde que tenía un año”, dijo entre lágrimas, Luis Felipe Aguilar Ochoa, un humilde campesino de esa comunidad.

El nieto del lugareño, un menor de 11 años falleció hace una semana a causa de la leptospirosis. El pequeño cursaba el cuarto grado en una escuela del sector y en sus ratos libres le ayudaba a su abuelo a arriar el ganado y limpiar los chiqueros.

Desde hace 15 días el pequeñito presentó decaimiento y fiebres, por eso los abuelos lo trasladaron al centro de salud de El Triunfo en Choluteca, después de varias pruebas le diagnosticaron la enfermedad. Posteriormente fue trasladado a otro centro sanitario en Choluteca donde falleció.

“A nosotros nos dijeron que murió de esa enfermedad con nombre raro y yo le pregunté de qué salía y me dijeron que era por ratas y yo creo que sí es cierto porque aquí hay bastantes ratones”.

El personal regional de la Secretaría de Salud se trasladó hasta la vivienda del anciano para tomar muestras del suelo, de las heces del ganado y de las aguas. También examinaron a los parientes de la víctima para conocer si también la padecían, pero hasta la fecha no se ha determinado nada.

 


FRONTERA

Los niños están viéndose fuertemente afectados por la leptospirosis.


“Hasta el momento no existe ningún control en la fronteras, ni con las autoridades de Salud, ni de Migración, nos preocupa porque hay más problema en la zona Sur y estamos a expensas de lo que pueda pasar”, dijo Francisco Alvarado, delegado de Migración en la frontera con Nicaragua.

“La preocupación de nosotros es grande, porque hay varios casos actualmente y por eso pedimos que el gobierno nos dé apoyo con personal e implementos, para tener control necesitamos personal de salud”, expresó.

A diario transitan por esa línea divisoria alrededor de dos mil 500 personas, de las cuales la mayoría son nicaragüenses.

“Tenemos de todos los países de Centroamérica, pero en su mayoría son de Nicaragua y sabemos que ellos pueden venir contaminados con las enfermedades, principalmente malaria y leptospirosis”, indicó.

Sumado a lo anterior, la población que vive al borde del río Guasaule, que divide Nicaragua y Honduras está en mayor peligro, porque han construido sus viviendas a las riberas del afluente y cuando se producen lluvias inundan sus casas y posteriormente proliferan roedores.

 


PLAGA

La población que vive al margen del río que divide a Honduras y Nicaragua está preocupada ante los casos de leptospirosis que se han presentado en la zona.

Actualmente, existen 30 comunidades que están siendo priorizadas en la zona Sur del país porque poseen una plaga de ratas y ratones. Los técnicos de Salud de Guasaule explicaron que estos sectores se están viendo afectados con casos sospechosos de leptospirosis, debido a que las inundaciones en la zona han causado una migración de ratas desde Nicaragua.

“La gente nos ha expresado que existe una plaga de ratones, por eso es que comenzamos a realizar las inspecciones para tratar de controlarlos, pero sin ayuda se nos hace imposible”, dijo el técnico de Salud de Guasaule, Rigoberto García.

Según los pobladores, El Guayabal, el Coyol, Soní I y II, Comunidades Unidas y San Juan, entre otros sectores, se ha reportado una alta contaminación por el roedor. “En la noche, los ratones andan de tres en tres en las paredes y nosotros no sabemos que hacer, ya no sabemos dónde guardar la ropa y las cosas para que no se la coman”, refirió Reina Rivera, una lugareña.

En un recorrido hecho por LA TRIBUNA en estas comunidades se pudo observar que la gente ha perdido su ropa, puesto que los ratones se la “comen”.

A nosotros nos preocupa porque además que nos arruinan la ropa, también nos contaminan todo”, continuó la mujer.

 


CONFIRMACIÓN

En ninguno de los dos puestos de migración de las aduanas de Honduras y Nicaragua existe ningún control para inspeccionar sobre las sintomatologías de los transeúntes.


Entre tanto, las autoridades del Hospital Escuela confirmaron que la semana anterior murió otra persona a raíz de la leptospirosis. El caso se presentó en un joven de Choluteca, quien fue ingresado el martes y falleció a finales de la semana.

El epidemiólogo del centro asistencial, Jorge Sierra, refirió que dentro del Hospital Escuela hay 30 casos sospechosos desde agosto y buena parte de los reportes se han dado en las últimas semanas. Además se ha confirmado una defunción con las pruebas específicas.

Especificó que el fallecido es un agricultor de 38 años a quién le hicieron pruebas específicas y lograron determinar que se trataba de la enfermedad.

El galeno refirió que las 30 personas proceden de diversos sectores del país, específicamente del Sur. “Ellos están en estudio con pruebas confirmatorias”.

También se están realizando investigaciones sobre dos casos por padecimiento de leptospirosis pulmonar severa, hechos ocurridos hace 12 días.

Con esta muerte y la del menor de la comunidad de “Las Hormigas” ya suman cinco los fallecidos en Honduras, Tres de ellos fueron reportados en la semana del 10 al 15 de octubre, por el especialista Efraín Bu.

Por su parte, el epidemiólogo, “Tito” Alvarado explicó que “el cuadro clínico que está viniendo de la zona Sur es peculiar porque tiene un impacto en los pulmones y los pacientes que han venido acá con sospecha de leptospirosis y que se les ha hecho autopsia y han tenido hemorragia pulmonar severa y eso es peculiar porque es diferente al cuadro clínico de la leptospirosis”. 

Por: Nelly J. Amador

 


Publicado Originalmete en latribuna.com Leer AQUI

Categorías: Noticias

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

1 Comment

Responder Ramon Hernandez
2:49 Eel 28 Ee octubre Ee 2010 
Debemos tener mucho cuidado con la higiene en nuestros hogares y alrededores. Dios no permita que esta plaga se siga esparciendo.